El Barómetro sobre el Comercio de Mercancías muestra un retorno a la tendencia del volumen del comercio en un contexto de gran incertidumbre

La última actualización trimestral del Barómetro sobre el Comercio de Mercancías de la OMC, publicada el 27 de noviembre, indica que el volumen del comercio mundial de mercancías se está recuperando tras su reciente contracción, en un contexto en el que la producción y venta de automóviles y el comercio de componentes electrónicos están impulsando el proceso de recuperación. Sin embargo, las perspectivas a corto plazo son sumamente inciertas, debido a los resultados económicos dispares junto con el aumento de las tensiones geopolíticas.

El índice actual del Barómetro, que es de 100,7, ha aumentado con respecto al pasado mes de agosto (99,1) y se aproxima al valor de referencia de 100. Eso indica que el volumen del comercio de mercancías volverá gradualmente a su tendencia a medio plazo en el segundo semestre de 2023, aunque la incertidumbre sigue siendo grande debido a la disparidad de los datos económicos y al aumento de las tensiones geopolíticas.

El Barómetro sobre el Comercio de Mercancías es un indicador adelantado compuesto del comercio mundial, que proporciona información en tiempo real sobre la trayectoria del comercio de mercancías en relación con las tendencias recientes. Un valor superior a 100 se asocia a volúmenes de comercio por encima de la tendencia, mientras que un valor inferior a 100 indica que el comercio de mercancías ha caído por debajo de la tendencia o lo hará en un futuro próximo.

El volumen del comercio mundial de mercancías apenas varió en el segundo trimestre de 2023, pues aumentó un 0,2% con respecto al trimestre anterior, pero seguía registrando un descenso interanual del 0,5%. Las estadísticas comerciales correspondientes al tercer trimestre deberían ser algo mejores, gracias a la aceleración del crecimiento del PIB en los Estados Unidos y China, y a pesar del estancamiento de la economía en la Unión Europea, que ha seguido afectando a la demanda mundial. 

Es probable que el crecimiento interanual del comercio sea de todas formas fuerte en el cuarto trimestre, debido al reducido volumen del comercio en el mismo período del año pasado, en que los elevados precios de la energía, el aumento de los tipos de interés y las perturbaciones relacionadas con la pandemia pesaban sobre el crecimiento económico de las principales economías. Esta evolución coincide con la previsión de la OMC del 5 de octubre de 2023, según la cual el volumen del comercio mundial crecerá un 0,8% en 2023. Aunque las previsiones no han variado, los riesgos para las perspectivas comerciales apuntan ahora a un deterioro de la situación en vista de los recientes acontecimientos en Oriente Medio.

Los índices que componen el Barómetro reflejan situaciones diversas: algunos aumentaron muy por encima de la tendencia y otros se mantuvieron acordes con la tendencia o por debajo de ella. Los mayores aumentos se registraron en los índices correspondientes a las ventas y la producción de automóviles (110,0) y el comercio de componentes electrónicos (109,8). Los índices correspondientes al flete aéreo (100,3), las órdenes de exportación (99,4) y el transporte marítimo de contenedores (98,0) terminaron siendo acordes a la tendencia o situándose ligeramente por debajo de ella, mientras que el índice de las materias primas (95,6) cayó por debajo de la tendencia.

La fortaleza de los índices de los productos de la industria del automóvil y de los componentes electrónicos puede explicarse por la creciente demanda mundial de vehículos eléctricos, mientras que los flojos resultados de las materias primas pueden obedecer en parte al debilitamiento del mercado inmobiliario, al mantenerse altos los tipos de interés.

Fuente: Organización Mundial del Comercio

Compartir